LA MICROBIOTA MATERNA

La microbiota materna constituye una fuente predominante de la colonización inicial.

La microbiota gastrointestinal es adquirida rápidamente después del nacimiento, siendo relativamente estable durante la vida y esencial para el equilibrio interno humano.

En el parto, el recién nacido deja el ambiente intrauterino libre de gérmenes y entra en uno extra uterino altamente contaminado.

Es en las primeras horas después del nacimiento donde tiene lugar el proceso de colonización intestinal.

Una gran variedad de factores influye en el proceso de colonización inicial: 

  • la edad gestacional
  • el tipo de parto
  • la alimentación neonatal
  • factores genéticos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.